Control del alumbrado en el puerto de Santander

La Autoridad Portuaria de Santander ha encargado a TST el desarrollo de una solución para el control inalámbrico remoto de 25 torres eléctricas en la zona portuaria de Santander.

La Autoridad Portuaria de Santander busca una solución para poder reducir el consumo energético de las torres eléctricas, ya que cada torre tiene una potencia de 8 KW y cada una consume 35 MWh anuales. Las torren formas hileras que están conectadas en serie, de tal forma que para encender una torre concreta hay que encender la hilera entera. Al encender todas las torres de una hilera de golpe, se genera un pico de potencia en la red eléctrica que hace que la potencia consumida por la Autoridad Portuaria de Santander supere por un breve instante la potencia contratada con la compañía eléctrica. Tal como está estipulado el contrato con la compañía eléctrica, ésto hace que el precio del kilovatio-hora pase al siguiente nivel tarifario (no sólo durante el tiempo que se demanda más potencia de la contratada, sino durante todo el periodo de facturación, normalmente un mes).

TST desarrollará para la Autoridad Portuaria de Santander un sistema inalámbrico de control basado en tecnología ZigBee. En cada torre se instala un nodo AleHop, que básicamente consiste en un microcontrolador con una interfaz de comunicación ZigBee y una serie de relés. De acuerdo con los comandos remotos que se reciban de la sala de control, se abren o cierran los relés que controlan el encendido y apagado de las torres.

Con este sistema la Autoridad Portuaria puede encender y apagar cada torre eléctrica de manera individualizada, permitiendo iluminar al nivel deseado únicamente aquellas zonas que se deseen cuando sea necesario. Así pues, si atraca un buque en el muelle de madrugada para realizar tareas de estiba y desestiba por unas pocas horas, en vez de iluminar durante toda la noche el espigón entero, la Autoridad Portuaria puede programar el encendido de las torres electricas a la hora deseada y a la potencia necesaria. De esta forma la Autoridad Portuaria consigue reducir drásticamente el consumo energético y por consiguiente la factura de la compañía eléctrica. Al no tener que encender todas las farolas de golpe y poder encender cada farola de manera individual, se eliminan los picos de potencia que hacen que suba el precio del kilovatio-hora.

La red se controla desde una aplicación web accesible desde cualquier ordenador de la intranet de la Autoridad Portuaria. A través de esta aplicación, los usuarios autorizados pueden controlar manualmente cada una de las farolas, así como realizar tareas avanzadas tales como la programación del encendido y/o apagado a una hora determinada, ajustar el nivel de luz de cada torre o programar el encendido escalonado de las torres eléctricas para evitar picos de potencia.