La Covid-19 protagoniza la cuarta reunión plenaria del proyecto M-Sec

Cuarta reunión plenaria del proyecto M-Sec, esta vez por vía telemática. Se trata de colaboración entre Europa y Japón en la que TST tiene un papel destacado. El encuentro virtual ha servido para evaluar el impacto de la Covid-19 en la ejecución de los casos de uso del proyecto, y sus correspondientes pilotos, así como la preparación de la próxima auditoría.

M-Sec es un proyecto en el que participan socios de cinco países, Japón, España, Francia, Grecia y Reino Unido, cuyo principal objetivo es propiciar la colaboración entre los interesados en el ámbito de Internet de las Cosas (IoT), bien sean gobiernos, ciudadanos, investigadores o empresas, para desarrollar, desplegar y operar nuevas aplicaciones de IoT basadas en un paradigma escalable, y altamente descentralizado, que faciliten interacciones incentivadas entre objetos,y personas, y así crear nuevas conexiones y soluciones innovadoras a los problemas en las ciudades.

La reunión online, celebrada entre los días 21 y 24 de abril, se tendría que haber desarrollado, de forma presencial, en la ciudad japonesa de Kanazawa, pero no ha podido ser debido a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.  Precisamente, la Covid-19 ha sido uno de los temas que ha centrado la reunión online, en la que han participado 30    personas. Se abordó la situación de los distintos casos de uso, y proyectos piloto, afectados de alguna manera por la pandemia. Por ejemplo, en lo que se refiere al estado de los trabajos de integración, las acciones de captación de usuarios o la propia labor de diseminación del proyecto.

Por otra parte, en el encuentro también se abordaron las tareas a realizar para la preparación de la siguiente auditoría, que se celebrará en septiembre de este año, igualmente de forma remota.

Casos de uso de TST

En M-Sec, TST lidera dos casos de uso: uno de ellos, para desplegar íntegramente en la ciudad de Santander, consiste en la implementación de unos dispositivos IoT para medidas ambientales, y conteo de personas. En este caso colaboramos activamente con el Ayuntamiento de Santander y con la empresa francesa CEA, socio que aporta un módulo de seguridad. Los dispositivos se ubicarán en lugares estratégicos del Parque de las Llamas, y sus resultados se chequearán vía aplicación web, también a cargo de TST.

El segundo caso de uso  en el que trabajamos es considerado cross-border, afectando tanto a Santander como a Fujisawa, la smart city japonesa implicada en el proyecto, y en él se hará uso de las funcionalidades de una aplicación desarrollada por Keio University (JP).

Nuestra empresa también lidera, junto con Keio, el análisis de los riesgos y amenazas que enfrenta una plataforma como la que se desarrolla en M-Sec.

El proyecto M-Sec comenzó en julio de 2018 y se encuentra en el mes 22 de un total de 36. Es el resultado de una fuerte asociación entre destacadas ciudades europeas y japonesas, centros de investigación, universidades y empresas tecnológicas.

 

 

Para saber más: