TST participa en el proyecto europeo MobiWallet, que permitirá pagar a través del móvil todos los medios de transporte

El proyecto europeo de I+D+i MobiWallet tiene como objetivo desarrollar una plataforma de pago unificado para cualquier medio de transporte urbano, público o privado, que permitirá abonar los diferentes servicios a través de cualquier smartphone y acceder en tiempo real a ofertas, descuentos y otras prestaciones avanzadas de forma personalizada.

Con un presupuesto de 4,3 millones de euros, y cofinanciado a través del Programa Marco para la Innovación y la Competitividad (CIP) de la UE, MobiWallet ofrecerá a los usuarios del transporte y a las ciudades nuevas tecnologías para una movilidad más inteligente, sostenible y económica, que les permitan ser más eficientes energéticamente y avanzar hacia las smart cities.

La plataforma unificada de cobro y administración de pagos que va a desarrollar el proyecto hará posible integrar los distintos esquemas utilizados por los operadores de los diferentes medios de transporte, facilitando al usuario el pago desde su móvil de autobús, metro, taxi, tranvía, bicicleta pública, etc., e incluso los aparcamientos públicos y las zonas de estacionamiento limitado, en el caso de utilizar el vehículo privado.

El ciudadano podrá recargar su saldo en cualquier momento y lugar de la ciudad, así como acceder a información actualizada sobre el estado del transporte. De este modo, MobiWallet hará posible la creación de un sistema de transporte urbano unificado y facilitará la intermodalidad, el uso combinado de diferentes medios de transporte, centrándose especialmente en las necesidades de los usuarios con movilidad reducida.

Además, mediante diferentes herramientas, algunas de Bussines Intelligence (Inteligencia de Negocio), la nueva solución ofrecerá en tiempo real a los ciudadanos servicios avanzados como un planificador de trayectos personalizado; ofertas o descuentos, para promover ciertos tipos de transporte más ecológicos; reserva y pago de plazas de aparcamiento urbano, para facilitar el transporte privado; aplicaciones para convertir el taxi en un modo de transporte multiusuario; o servicios personalizados para favorecer la movilidad de las personas con alguna discapacidad o problema de movilidad. Gracias a estos nuevos servicios, MobiWallet permitirá mejorar la eficiencia del transporte y contribuirá a reducir su consumo energético, favoreciendo una movilidad más sostenible.

Experiencias piloto en Santander, Florencia, Novi Sad y West Midlands

La multinacional de consultoría y tecnología Indra lidera el consorcio de 15 empresas y organismos públicos que, organizados en cuatro grupos nacionales de España, Italia, Reino Unido y Serbia, llevarán a cabo los cuatro pilotos para probar las soluciones desarrolladas en Santander, en Florencia, en la región de West Midlands y en la ciudad serbia de Novi Sad. Indra coordina también el grupo español que forman el Banco Santander, la Universidad de Cantabria, el Ayuntamiento de Santander y la pyme tecnológica TST.

El piloto italiano lo dirige Intecs, con el apoyo de Aleph, GEST y el Ayuntamiento de Florencia. El grupo británico está liderado por CENTRO con la colaboración de TTR. Por último, el piloto serbio está dirigido por DunavNet, en asociación con JGSP Novi Sad y la ciudad de Novi Sad. En el caso de Santander, se desplegará un sistema de pago único para los diferentes servicios de transporte: autobús, bicicleta pública, taxi y servicio de ferry privado (Pedreñeras) de la ciudad. La solución incluirá servicios específicos de pago y uso para ciudadanos con alguna discapacidad o con movilidad reducida.

MobiWallet contará con la participación de cientos de usuarios en cada ciudad piloto y recopilará y analizará sus comentarios para garantizar que la aplicación de las soluciones tecnológicas esté bien fundada en las necesidades reales de la ciudadanía y que las soluciones aportadas alcancen el máximo impacto, de forma que den lugar a los sistemas de transporte del futuro.

Una variedad de tecnologías de vanguardia

MobiWallet validará una amplia gama de tecnologías con el fin de definir los criterios para la creación de una solución de pago de transporte que sea ejemplar, escalable y adaptable, y satisface las necesidades de las administraciones públicas en áreas urbanas e industriales, así como en escenarios metropolitanos más complejos.

Gracias a la utilización de etiquetas (tags) y otros elementos con la tecnología NFC (Near Field Communication), este proyecto pionero convertirá cualquier teléfono inteligente con conexión a Internet en un terminal de pago con un coste mínimo. Estas etiquetas o tarjetas inteligentes (smart cards), junto con las infraestructuras de conexión a Internet y los escáneres de lectura sin contacto correspondientes, dotarán al sistema de funcionalidades e inteligencia mucho mayores a las ofrecidas por cualquiera de las soluciones de pago unificado existentes.

El uso de códigos de barras 2D y una interfaz de realidad aumentada son soluciones igualmente baratas que proporcionarán a los ciudadanos servicios innovadores y de valor añadido. Por último, un portal de pago otorgará versatilidad a la solución al permitir a los usuarios que no tienen un teléfono inteligente de última generación acceder y pagar por los servicios en línea.